Search

Blog

El acné vulgar (parte II)

  • Las porfirinas:
  • Son el pigmento que da color a la hemoglobina y a la clorofila, y son producidas por P-acnés. Son sensibles a la luz y cuando se les expone a ella pueden fotosensibilizar y crear R Libres. Trate el acné con el IPL.
  • El acné hormonal:
  • Las hormonas llevan instrucciones a las células para su funcionamiento. Los estrógenos dan las características femeninas, disminuyen en el climaterio. Los andrógenos confieren las características masculinas, y son un grupo de tres, DHEA, androstenediona y testosterona. Si las mujeres producen esta última en exceso, tienen el síndrome del ovario poliquístico. Y es convertida en la enzima 5a–reductasa, de la que hay 2 tipos. La primera está en las glándulas sebáceas, influye en el sebo y se relaciona con el “acné hormonal femenino adulto”.
  • Las mujeres producen andrógenos, el problema es cuando superan a los estrógenos, por conversión más eficiente de testosterona a 5a–reductasa tipo I en la glándula sebácea. En los casos de acné hormonal hay que pensar en esta enzima, porque tiene muchos efectos en alteraciones relacionadas con las secreciones sebáceas y la excesiva queratinización.

Inhibidores de los andrógenos:

Hay que derivar al cliente al profesional de la medicina para que le recete inhibidores de andrógenos de la enzima 5a–reductasa. Y no lo consiguen las preparaciones tópicas, antibióticos orales, ni anticonceptivos con receta (Androcur, Aldactone, Diane 35). Si, los fármacos con acetato de ciproterona, derivado de la progesterona que inhibe los andrógenos en la glándula sebácea disminuyendo la producción de sebo.

En la clínica hay que inhibir la enzima 5a–reductasa con el ácido azelaico del agente activo Concentrado de Liposomas Plus, la Vitamina B6 y el Zinc.

Acciones del ácido azelaico:

a. Antibacteriano: reduce P-acnes en el folículo.

b. Antiradicales libres: reduce la inflamación.

c. Reduce la pigmentación.

d. Inhibe 5a–reductasa, junto la Vitamina B6 y el sulfato de zinc. Con los 3 activos en concentraciones muy bajas, se inhibió un 90% la 5a–reductasa.

Diagnóstico de los tipos de acné:

La 1ª pregunta es, si es un acné activo, y la 2ª, qué predomina, comedones cerrados o abiertos, pústulas (inflamación), pápulas, máculas o quistes.

El acné ocupa todas las características diagnósticas (textura, color y secreción), y hay que preguntarse qué aparece 1º, que en los casos graves es la inflamación. Y 2º, y a lo que se le presta menos importancia, el exceso de queratina que bloquea el conducto pilosebáceo, y el deterioro del manto ácido, resultado de secreciones lípidas lentas.

Consulta revelará antecedentes cosméticos y médicos. Comience con el tipo de piel base mayoritario y pase a las áreas diagnósticas 1-6, la mayoría manda.

Cuadro clínico:

La forma típica es el acné no inflamatorio, con comedones abiertos o cerrados en la cara. Posteriormente pueden agregarse lesiones inflamatorias superficiales (pápulas y pústulas) o profundas (nódulos, quistes). Cicatrices por exceso de colágeno (hipertróficas, queloides) o por defecto (fibróticas,  blandas). Y pigmentación postinflamatoria.

El acné es auto-limitado pero un 40% es crónico, con un comienzo precoz, seborrea, acné del tronco y cicatrices.

Los comedones son el primer indicador del acné, pueden ser abiertos (punto negro) por la oxidación de la grasa, o cerrados (punto blanco).  Si se infecta es una pústula con pus en el interior. No  hay que rebentarlos porque a parte de dañar la piel, si hay infección, las bacterias entraran al interior, aumentando la inflamación.

Grados del acné según el tipo o la gravedad de las lesiones:

Grado 1:

Zona T: Comedones cerrados sin inflamación, algo grasosa (activa), pero sin áreas grasas reales en mejillas/cuello/espalda. La mayor parte sin manchas.

Grado 2:

Zona T: comedones abiertos y algunos cerrados y pápulas con algunas pústulas, inflamada y cicatriza fácil, la mayoría sin manchas. Lo agravan sustancias comedogénicas.

Grado 3:

Zona T y mejillas: pápulas y pústulas, comedones abiertos (exceso queratina) y textura más gruesa.

Puede haber grasa viscosa y lenta, no necesariamente grasa, es por pérdida de oxigenación.

Suele aparecer en la adolescencia pero puede ser un problema a los 20 años.

Posible cicatrización.

Grado 4, acné hormonal (DHT):

Mujer adulta, posible tipo de piel base seca de lípidos o enrojecimiento difuso permanente, sobre todo en la zona inferior del rostro, mentón, mandíbula y cuello.

Máculas (lesiones con costra) en acné por anticonceptivos con elevada “carga androgénica”.

Algunas lesiones pueden ser tipo papular muy sensibles.

Posible indicador más importante: sin comedones, lo que establece que es hormonal.

Grado 5:

Zonas: mejillas, cuello, tórax y espalda, pocos comedones, algunas pápulas y muchas pústulas, nódulos, quistes y abcesos (inflamación y pus). Cicatrización grave. Es un acné grave y poco común.

Indicadores: según aumenta la clasificación,

se reducen los comedones y la viscosidad (espesa, pegajosa) de la grasa.    

Otros tipos de acné:

 

  • Neonatal: desde el nacimiento hasta las 4 semanas, es inflamatorio, con pápulas y pústulas relacionadas con las hormonas (exceso andrógenos).​
  • Infantil: 4-6 semanas/1 año, son comedones.
  • Infancia media: 1-9 años, trastorno endocrino.
  • Preadolescente: 9-11 años, inicio de la pubertad, comedones en zona T.
  • Premenstrual: empeora durante el período previo a la menstruación,
  • Por contacto con la piel de sustancias que favorecen la formación de comedones, como cosméticos (vaselina, lanolina, manteca de cacao) u ocupacional.
  • Iatrogénico: por fármacos como corticoides, anabolizantes y androgénicos (anticonceptivos orales).

 

 

 

Fuentes: “Análisis Avanzado de la piel”, pág. 138-151, Florence Barret-Hill, Copyright©, 2013 y Wikipedia

Imágenes: Inspiring Skin Healt (Australia).

Publicado: www.rpcosmetics.com el 10-10-2018

                          

Sorry, the comment form is closed at this time.