Search

Blog

El cuidado íntimo

La flora natural:

A menos que se altere, el área genital está muy bien protegida por su propia flora, las secreciones naturales y un PH ácido para proteger de las bacterias. El moco e speso del útero, la secreción vaginal, las glándulas sebáceas de la vulva y la flora, son un medio no apto para los gérmenes.

El exceso de higiene:

Las secreciones se perciben como una falta de higiene y las mujeres tratan de mantener su área genital “limpia”. Los productos de limpieza alteran una zona muy sensible, causando irritación, gérmenes (picazón, inflamaciones) y un fuerte olor a pescado.

Se intensifican las limpiezas con perfumes para cubrir el olor corporal, y se consigue lo contrario. Los ingredientes bactericidas de desodorantes (triclosan cloroaromáticos), matan todos los gérmenes indiscriminadamente, incluso los necesarios para una flora saludable.

Demasiado apretado y sintético:

El área genital está completamente sellada la mayor parte del día, con un aumento de tempera tura y de humedad; un ambiente excelente para los gérmenes. El afeitado o depilación del vello púbico intensifica el problema, así como la ropa interior sintética. Y para tratar las infecciones se administran medios que pueden sensibilizar como los antibióticos, o el ácido láctico para restaurar el medio natural de la vagina.

Los medicamentos pueden afectar a la flora intestinal y a la vaginal, así como los anticonceptivos espermicidas o las variaciones en el nivel de estrógenos. Las hormonas controlan el metabolismo en el tracto genital y dependen de factores como la pubertad, los anticonceptivos orales, el embarazo, la menopausia y la nutrición.

Recomendaciones:

1) Usar ropa transpirable, de algodón y sin residuos de detergentes ni acondicionador. Evita la ropa apretada, es mejor dormir sin ropa y quien tenga frío puede usar una manta adicional y calcetines.

2) Limpieza del cuerpo: lavar el área genital sólo con agua y si no es suficiente, usar el Gel Limpiador con tensioactivos suaves, sin conservantes ni sustancias lipídicas. Trata de evitar el agua dura y los paños ásperos, usa las manos. Después de la ducha deja pasar un tiempo para que el cuerpo se seque, evita frotar en exceso.

3) Productos de higiene, nunca uses aerosoles o desodorantes para el  área genital. Y están prohibidos los perfumes, el papel higiénico perfumado o de color. Y evita los tejidos húmedos y las toallitas desechables húmedas.

4) Protección de la piel: las cremas para la zona genital no son necesarias, si se usan deben ser sin perfumes, conservantes, emulsionantes, suavizantes o desnaturalizantes. Son indicadas las lociones acuosas en nanopartículas biodegradables que se pueden aplicar en todo el cuerpo después de la ducha, como la Loción Corporal.

El Oleogel Plus no acuoso es idóneo para un trastorno de la barrera cutánea perianal, sin aditivos innecesarios y sin aceites de parafina o siliconas. Para lubricar, pequeñas cantidades de Oleogel Plus o Aceite de Aguacate, 100% compatible con los preservativos.

En conclusión, examina los diversos productos de la zona genital femenina ofrecidos por la industria cosmética. La mayor parte de las presuntas soluciones son innecesarias.

Fuente: “Facetas del cuidado íntimo, menos es más”, 2014, Dr. Hans Lautenschläger, Copyright © Kosmetik Konzept KOKO, www.dermaviduals.com

Imágenes:glamour y belleza

Publicado: www.rpcosmetics.com 26-09-2018.

Sorry, the comment form is closed at this time.